El mexicano Jorge "Travieso" Arce noqueó al puertorriqueño Wilfredo Vázquez jr. en el último round de 12 y se convirtió en el primer mexicano en ganar cuatro títulos mundiales en diferente peso.

El mochiteco salió desde el primer round a llevarse la corona supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en la Arena Garden del hotel casino MGM Grand en Las Vegas, Nevada.

Como ya se ha hecho costumbre en las peles de Arce, la sangre brotó y el empuje y determinación fueron los pilares para que entrara a la historia del pugilismo mundial.

Aunque no tuvo una noche tranquila, pues el boricua le hizo un tajo en el costado izquierdo de la nariz, la enjundia y por momentos descompuesta propuesta del mexicano lo sacó adelante.

En los últimos rounds, "Travieso" liquidó la poca energía que le quedaba a su adversario con una táctica de barrio: encimar, meter la cabeza y restregarla en el lastimado rostro del "Papito".

Jorge Arce se encargó de que Wilfredo lo "cargara" en los tres giros finales; llevó sobre las cuerdas a su rival y no lo dejó salir ni respirar. Tiró golpes a diestra y siniestra, aunque muchos de ellos eran débiles, pues la estrategia también le pasó factura al mexicano.

Al final, la mejor preparación llevó al pugilista "azteca" a levantar su cuarto título ecuménico en el mismo número de categorías. Arce demostró que es un fajador.