Los créditos de nómina son uno de los productos financieros más caros que ofrecen los bancos que operan en México, con tasas de interés que alcanzan más de 192% anual, siendo las personas de más bajos ingresos los que pagan los costos más elevados.

Un informe publicado por la Comisión Nacional para al Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que la tasa más económica por dicho tipo de préstamo es de 18% anual, mientras que las más altas van desde 48.9% a 192.50% anual, más IVA.

Si se aplica esta última tasa, la persona que contrata o acepta el crédito terminará pagando más del doble del dinero que originalmente recibió. Por ejemplo: si el cliente recibe 10 mil pesos y tarda un año en liquidarlo, el pago final rebasará 20 mil pesos.

Por si fuera poco, quienes solicitan un crédito de nómina también cubren una comisión por apertura, que aún cuando no todos los bancos aplican, en algunos casos implica un cargo de 50 a 240 pesos, además de un seguro de vida que garantiza la operación y los intereses moratorios en caso de retraso o incumplimiento en las mensualidades pactadas.

¿Dónde aplican los intereses más altos?   

La Condusef reportó que, de acuerdo a la información que reciben los clientes en las sucursales bancarias y los datos disponibles en los sitios web de las instituciones financieras, las tasas más elevadas –sin IVA– se cobran en: 

• Banco Azteca: desde 67.76% hasta 192.50% anual dependiendo del monto y el plazo del crédito.

• Scotiabank: con una tasa máxima de 48.90% anual, de acuerdo al perfil del cliente.

• Banca Afirme: con 39% para créditos de dos mil hasta 30 mil pesos y 29% para los préstamos de nómina de 30 mil uno hasta 150 mil pesos.

• Banorte: desde 19% hasta 36.99%.

• BBVA Bancomer: desde 18% hasta 34% anual, aunque algunos clientes reportan tasas de 44%. 

Crece la oferta y los adeudos también

Sandra Pimentel, coach financiero, explicó que detrás de los cobros y los costos que implica un crédito de nómina, surge un problema igual de grave: el sobre endeudamiento, pagos de intereses moratorios y el incumplimiento de otros adeudos entre las familias de nuestro país, sobre todo entre las más pobres.

Lo anterior, apuntó, debido a que los bancos cobran la mensualidad correspondiente justo cuando la quincena del cliente se deposita en su cuenta, lo cual asegura al banco el cumplimiento del compromiso, sin importar si los clientes tienen otras cuentas por pagar.

"Todo esto hace que las familias caigan en retrasos o sufran para liquidar los adeudos preexistentes u otros compromisos de gasto que se presentan durante el año. 

"Así que, sin ser catastrófico, se puede afirmar que el reciente crecimiento en el número de préstamos de nómina representa un riesgo para la economía de miles de familias, si no te toman las previsiones necesarias", señaló la especialista. 

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el número de créditos de nómina otorgados por la banca creció de 11.75% entre junio de 2015 y el mismo mes de 2016, al pasar de cuatro millones 985 mil 205 a cinco millones 571 mil 154. 

Cuidado con las ofertas del cajero 

Ante la creciente oferta de préstamos a través de cajeros automáticos, la Condusef pidió al público tener cautela y pensar dos veces antes de aceptar un crédito de nómina, debido a que este tipo de promociones no ofrecen toda la información para evaluar los costos. 

Informó que instituciones como HSBC, BBVA Bancomer, Santander, Banamex, Inbursa, Banorte, Afirme y Banco del Bajío ofrecen a sus clientes créditos de nómina, personales o de consumo, los cuales son sugeridos a través de ciertos mensajes que aparecen en la pantalla de las terminales, justo al término de cada operación efectuada. 

El inconveniente, indicó, es que –en ese momento– los clientes no conocen el monto de las comisiones, tasas de interés, cláusulas del contrato y formas de operación de los préstamos o, muchas veces autorizan por error la disposición del financiamiento.

Por ello recomendó al público estar muy atentos al realizar alguna transacción en los cajeros, pero si por equivocación, prisas o impulso de dedo se acepta el ofrecimiento del banco, el cliente debe comunicarse inmediatamente con la institución financiera para cancelarlo y evitar cargos adicionales.

Tips y más tips

Si tomas la decisión y aceptas un financiamiento a través de una terminal automática, la Condusef te recomienda:

• Preguntarte: ¿para qué lo quiero?, ¿puedo pagarlo? y ¿cuánto tiempo tardaré para liquidarlo?, lo cual te permitirá evitar una deuda innecesaria.

• Revisar tu presupuesto personal o familiar (ingresos, gastos, deudas preexistenes y mesas ahorro), con lo cual sabrás si puedes hacer frente a los pagos.

• Llama al banco para conocer las condiciones del crédito o, bien, consulta –a través del sitio www.condusef.gob.mx– el Registro de Contratos de Adhesión (Reca) de la Condusef, donde podrás identificar las características del crédito que te interesa.

• Si después de conocer las características del préstamo (comisiones, tasa de interés, sanciones por algún retraso y las cláusulas del servicio), decides contratarlo, lo recomendable hacerlo directamente en una sucursal, ya que ahí podrás aclarar todas las dudas.

• Verifica el Costo Anual Total (CAT) y el costo de los seguros, para elegir el crédito que mejor se adapte tus necesidades y capacidad de pago.

• Para cualquier duda o consulta adicional, comunícate con la Condusef, al número telefónico  01-800-999-80-80; visita su página de Internet www.condusef.gob.mx o infórmate a través de las cuentas de Twitter: @CondusefMX y Facebook: CondusefOficial.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

• Más de 110 mil niños de primaria consumen alcohol

• SAT perdona deudas fiscales a GEO, VW, IPN y tres empresas más