El índice de morosidad de la banca en México bajó en julio a 2.42 por ciento, su menor nivel en poco más de cinco años, desde mayo de 2011.

Cifras de la Comisión Bancaria y de Valores muestran que el incumplimiento de pagos ha disminuido en el año, principalmente en la cartera comercial, mientras que en algunos segmentos del consumo sí se muestra un deterioro.

Así, el índice de morosidad en los créditos a empresas bajó de 1.86 por ciento a 1.68 por ciento en julio. En la cartera en tarjetas de crédito este indicador se elevó de 5 a 5.14 y en nómina pasó de 2.92 a 3.12 por ciento.

En cuanto a la tasa de deterioro ajustada total, que incluye la cartera castigada, también está en descenso y en julio se posicionó en 5.22 por ciento, la más baja en tres años.

De acuerdo con el órgano regulador bancario, en julio pasado la cartera vencida se ubicó en 98 mil 662 millones de pesos. En ese periodo el portafolio de créditos ascendió a 4 billones 85 mil millones de pesos.

James Salazar, analista de CI Banco, explicó que el comportamiento reflejado en la cartera vencida muestra aún la fortaleza que tiene el mercado interno, por ejemplo que la inflación aún se encuentre cerca de los niveles mínimos, el incremento en el envío de remesas y un crecimiento sostenido en los niveles de empleos, da confianza a los consumidores.

“Ese tipo de cosas le da cierta certeza a las familias de tener un ingreso relativamente estable para los siguientes meses y eso se traduce en una buena situación de pago de deuda y se vuelve un círculo virtuoso y con ello también se aumenta el otorgamiento de crédito”, explicó el analista.

TE RECOMENDAMOS

El 60% de pequeñas empresas muere antes de dos años