La política económica del presente sexenio 'queda a deber' a los mexicanos. El crecimiento del país es muy bajo, con una tasa anual promedio de 2 a 2.5%, que no revierte el bajo desempeño registrado en los últimos 30 años, el cual es considerado como "mediocre".

La creación de empleos apenas cubre 50% de la demanda nacional, los salarios son precarios, la canasta básica subió más de 5% en los últimos años, el encarecimiento de dólar eleva los costos de producción de las empresas y los energéticos llagaron a su precio máximo.

Estas son las conclusiones principales de Raymundo Tenorio Aguilar, director de las Carreras de Economía y Finanzas del Tec de Monterrey, campus Santa Fe, y José Luis de la Cruz, titular del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

En el marco del Cuarto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, los especialistas refirieron que las reformas estructurales no aportan el crecimiento prometido por el Gobierno y "no hay evidencia" de que el desarrollo del país pueda mejorar en lo que resta del sexenio.

5 puntos clave

Como parte de dicha evaluación, Raymundo Tenorio y José Luis de la Cruz, explicaron que existen cinco puntos que los mexicanos deben conocer en materia de política económica:   

1. Bajo crecimiento

De acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo, la economía de nuestro país debería alcanzar una tasa de 4.9% del Producto Interno Bruto (PIB). A cuatro años de esa promesa, las cifras oficiales reportan una tasa anual promedio de 2 a 2.5% del mismo indicador.

2. Pocos empleos y salarios precarios  

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta el registro de dos millones de empleos en los últimos cuatro años; el problema es se requieren o se dejaron de crear otros dos millones; y 60% de las nuevas plazas corresponde uno y dos salarios mínimos, lo cual abre la puerta a la informalidad.  

3. Alza de precios

A pesar de que la inflación está se ubica dentro de la meta de 3%, más un rango de tolerancia de 1%, los energéticos reportan dos meses consecutivos de alzas: la gasolina Magna subió a un nivel máximo de 13.98 pesos por litro, la Premium, llega a 14.81 y el diésel se ubica en 14.45 pesos por litro.

La canasta básica, por su parte, reporta variaciones de hasta 5% mensual durante el último, mientras que 64 millones de personas sobreviven con ingresos mínimos –de menos de tres salarios mínimos– que no les permiten alcanzar la linea de bienestar.   

4. Encarecimiento del dólar 

En febrero pasado, el precio del dólar alcanzó un precio máximo histórico de 19.70 pesos y durante las últimas semanas se mueve por arriba de 18 pesos, lo cual ha provocado cuantiosas pérdidas a cientos de empresas que manejan insumos o productos de origen importado, las cuales no han subido sus precios para no perder clientes y mover sus inventarios. 

5. Reformas estructurales 

Los cambios estructurales en materia de energía y telecomunicaciones no dan los resultados esperados y han fracasado en su intento de elevar el crecimiento y las inversiones en nuestro país. A la fecha, apenas aportan un tercio de la meta de 4.9% prometida por el Gobierno federal tras su aprobación.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

• Desactiva las deudas del verano en 5 pasos

• Se profundiza debilidad de la economía mexicana: empresarios