Los países más desarrollados del mundo deben unirse para enfrentar los riesgos de la economía global, al igual que ocurrió hace ocho años, cuando el G20 "sacó del precipicio a la economía mundial".

El presidente de China, Xi Jinping, en su discurso inaugural de la decimoprimera Cumbre de este bloque, apuntó que "hoy la economía mundial vuelve a estar en un punto crítico".

Recordó que "hace ocho años, en el punto álgido de la crisis financiera internacional, el G20 actuó con un espíritu de unidad y solidaridad, y sacó del precipicio a la economía mundial y volvió a ponerla en la senda del crecimiento y la recuperación".

Ante los líderes de 19 naciones y la Unión Europea, el mandatario chino, cuyo país ocupa este año la presidencia del grupo, alertó que el proteccionismo está en aumento y el régimen comercial multilateral está en una situación difícil, pese a los avances que se han conseguido en la reforma financiera regulatoria.

En el acto inaugural al que asistió el presidente, Enrique Peña Nieto, y después de la toma de la foto de familia, sostuvo que se busca una nueva agenda del crecimiento, una gobernanza más eficaz, un comercio incluyente e interconectado, así como otras cuestiones que afectan a la economía mundial.

Añadió que en las principales economías del mundo se observa un envejecimiento de la población "y la bajada del crecimiento poblacional supone más presión para las economías".

Por todos estos factores, la economía mundial aunque empieza a recuperarse, se enfrenta a diversos riesgos y retos, como un crecimiento débil, una demanda baja, la volatilidad de los mercados financieros y un crecimiento bajo del comercio y la inversión internacional.

"El G20 reúne a las principales economías del mundo. La comunidad internacional tiene muchas expectativas, y espera que esta cumbre sea un éxito", expuso Xi Jinping, en el Centro Internacional de Exposiciones de esta ciudad.

"Yo espero que esta cumbre encuentre una solución tanto para los síntomas como para las causas de los problemas económicos mundiales. Yo espero que se consiga un crecimiento económico fuerte, sostenible, incluyente y equilibrado", dijo.

Ante estos retos, los integrantes del G20 deben fortalecer la coordinación macroeconómica y juntos promover el crecimiento mundial, y la estabilidad financiera mundial, enfatizó.

Deben aplicar políticas macroeconómicas más integrales, acordes con su realidad, y deben coordinar sus políticas de reforma estructural monetarias para aumentar la demanda mundial y poner los cimientos del crecimiento, aseveró el presidente chino.

En el terreno de las soluciones "debemos seguir fortaleciendo la coordinación de políticas y reducir los impactos negativos, (...) buscar una nueva senda del crecimiento; debemos crear un nuevo ritmo en el crecimiento, hay que darle importancia tanto a las políticas de corto plazo y a largo plazo, y hay que prestar atención a la demanda y la oferta", añadió.

TE RECOMENDAMOS

Peña Nieto viaja a China para reunión del G20