La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propondrá al Congreso de la Unión adelantar al 1 de enero de 2017 la liberalización de los precios de las gasolinas, en vez de 2018 como está previsto hasta ahora.

El subsecretario de Ingresos de la dependencia, Miguel Messmacher Linartas, adelantó que la Secretaría de Hacienda analiza incluir esta posibilidad en la propuesta de paquete económico para 2017, que presentará al Congreso de la Unión a más tardar el próximo 8 de septiembre.

“Es algo que está en análisis, tendremos que definirlo cuando mandemos la propuesta de paquete económico para el próximo año y obviamente el Congreso la Unión es el que tendrá la última palabra de si están de acuerdo o no con adelantar la liberalización de las gasolinas para 2017”.

TAMBIÉN PUEDES LEER

En septiembre, aumentará el precio de gasolina y luz

Lo que se busca, explicó, es tener una transición exitosa hacia un mercado abierto de combustibles, pues varias de las condiciones que se necesitaban para dar ese “brinco” ya se han dado y por ello la SHCP considera que podría darse el caso de adelantar la apertura.

Recordó que como parte de la transición hacia un mercado de combustibles liberalizado, a partir de 2016 los precios pueden moverse de acuerdo con sus referencias internacionales y, con base en una fórmula, fluctuar en un rango de más/menos 3.0 por ciento, si se toma como valor central el precio del año pasado.

En entrevista radiofónica con Grupo Fórmula, el funcionario federal apuntó que este proceso también establece que a partir del 1 de enero de 2016 puede haber estaciones de servicio distintas a las franquiciatarias de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Asimismo, que a más tardar el 1 de enero de 2017 habrá una apertura a las importaciones, con lo cual habrá disponibilidad de combustibles distintos de los que refina o importa Pemex y, finalmente, el 1 de enero de 2018 se pasará a un mercado ya liberalizado.

Si bien la ley establece que en 2017 se mantendría el esquema de precios actual, determinado por una fórmula y con movimientos al interior de una banda, reiteró que la SHCP analiza la posibilidad de adelantar la liberación de los precios a partir del 1 de enero del año próximo, en vez de 2018.

Sobre el aumento al precio de los combustibles que se aplicará al precio máximo de las gasolinas en septiembre próximo, precisó que la gasolina Magna aumentará dos centavos y el diésel se ajusta 47 centavos, mientras que la Premium se mantiene sin cambio.

Así, el precio máximo de la gasolina Magna será de 13.98 pesos por litro, el diésel de 14.45 pesos por litro, y la gasolina Premium de 14.81 pesos por litro durante septiembre.

Messmaccher Linartas apuntó que la gasolina Premium alcanzó el nivel máximo de la banda de 3.0 por ciento en agosto y la Magna lo hará en septiembre próximo, por lo cual “no pueden ni la Magna ni la Premium alcanzar precios más altos durante lo que resta de este año”.

En el caso de diésel, mencionó que todavía tiene margen para moverse hacia al alza durante el año, y señaló que los comportamientos de los precios de estos combustibles obedecen a los aumentos que han registrado los de referencia internacionales.