La Comisión Europea (CE) autorizó hoy al fabricante taiwanés de productos electrónicos Foxconn adquirir las divisiones de producción de televisores de Sony en México y Eslovaquia al no perjudicar la competencia del mercado interior.

Tras analizar la operación, Bruselas concluyó que 'los solapamientos entre Foxconn y las entidades eslovaca y mexicana relacionados al montaje de productos electrónicos son limitados', según informó en un comunicado.

Foxconn suministra a los fabricantes de equipos servicios de montaje externo destinados a productos electrónicos como ordenadores, teléfonos celulares y televisores.

Por su parte, las divisiones de Sony que serán adquiridas en México y Eslovaquia contribuyen actualmente a la producción interna de televisores LCD.