La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), envió una propuesta al Congreso de la Unión que arguementa que la eliminación de las monedas de  5, 10 y 20 centavos, es necesaria debido a su falta de uso, la facilidad con que sus usuarios llegan a perderlas y sobre todo el costo de producción.

De acuerdo con La Casa de Moneda de México, en el país existen 11 mil 190 millones de monedas de diez centavos cuyo costo de fabricación representa un gasto de al menos mil 624 millones de pesos, muy por encima de los mil 119 millones de pesos que valen como instrumento de intercambio.

El costo de producción para un a moneda de diez centavos es de 14.52 centavos, lo cual implica un desperdicio de recursos.

Por ahora la Cámara de Diputados analizará la posibilidad de eliminar las monedas de 5, 10 y 20 centavos, así como de rediseñar las monedas de 50 centavos, 1, 2, 5, 10 y 20 pesos.

En el caso de las monedas a renovar, la propuesta busca que su fabricación sea más barata, eficiente, sustentable y que en estas se resalten aspectos de la cultura mexicana.

TE RECOMENDAMOS:

Dólar alcanza los 19.15 pesos en bancos capitalinos

Hacienda propone recortar casi 14% de presupuesto a Segob

Con la eliminación de los centavos en moneda, habría un incremento de precios debido al redondeo que se tendría que hacer en los pagos en efectivo.

Sin embargo el redondeo se aplicaría al importe final de la compra, y no en e precio separado. Lo cual significa que si se compra un producto de 5.70 y otro de 4.20 pesos, el redondeo se aplicaría en la cuenta final de 9.90 pesos, teniendo que pagar 10 pesos.

Cabe mencionar que el redondeo sólo aplicaría a pagos en efectivo y no a pagos con tarjeta.

Estas nuevas monedas incluirían guías táctiles para que invidentes y débiles visuales puedan reconocerlas, y sus tamaños irían de 19 a 30 milímetros.

En caso de que se apruebe dicha iniciativa se deberá establecer un periodo para sacar las monedas de circulación y que se pueda realizar el canje de monedas a tiempo.

EN VIDEO:

Accidentes escolares, ¿por qué es importante estar asegurados?