En México los narcotraficantes lavan cerca de 25 mil millones de dólares al año, detalla el Departamento de Estados Unidos en su informe anual sobre drogas, denominado Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2010.

El informe dado a conocer ayer señala que en falta personal en el área de combate al lavado de dinero, especialmente fiscales y auditores de los sistemas financieros, según reportes de los diario Milenio y La Jornada.

Además. México carece de un “base de datos completa y moderna y no tiene equipamiento tecnológico para el combate a las operaciones con recursos de procedencia ilícita”. Ello genera una “vulnerabilidad de sus instalaciones en el intento de socavar los esfuerzos de la lucha contra el narcotráfico”.

Las recomendaciones de gobierno de Estados Unidos recomienda a las autoridades mexicanas mejorar la aplicación de los mecanismos de confiscación de bienes, incrementar el control del contrabando de dinero a granel a través de sus fronteras y optimizar la regulación y supervisión de los transmisores de recursos y centros de cambio y casinos sin licencia.

En el informe el Departamento de Estado aclara que México debe modificar su legislación “para (combatir) plenamente la financiación del terrorismo, y promulgar leyes y procedimientos de congelación de activos de organizaciones terroristas, como Al-Qaeda y los Talibanes”.

Consideran que la corrupción continúa siendo el mayor obstáculo que enfrenta el país y se subraya que los cárteles mantienen una fuerte influencia entre policías y “funcionarios de gobierno”, a quienes prometen beneficios económicos o los amenazan de muerte cuando no quieren cooperar.