De acuerdo con el especialista Rogelio Urrutia del Banco Santander, la cancelación de vuelos por parte de Grupo Mexicana desplomará 42 por ciento el transporte aéreo del país, publicó El Universal.

Esta crisis provocará la subida de tarifas e incrementará el problema del sector aéreo comercial, pues México carece de una estrategia para recuperar ese ámbito económico.

El alza de la turbosina, la recesión económica, la mala planeación y administración, así como los costos aeroportuarios altos y las erogaciones salariales, han llevado en los últimos dos años a cerrar varias compañías nacionales como Líneas Aéreas Azteca, Aerocalifornia, Alma, Avolar y Aviacsa, lo que representó la pérdida de 19.6 por ciento del transporte aéreo de pasajeros.

Con la salida de Mexicana, Clik y Link, se pierden 13 mil 214 asientos que estas líneas ofrecían, que aunados a los caídos por el cierre de las compañías antes mencionadas, la oferta de la aviación comercial nacional llegaría al 53.4 por ciento.

Además al número de asientos, el mercado aéreo provocará la cancelación de rutas que difícilmente podrán ser cubiertas por otra empresa.