La chica "skater" Avril Lavigne, de 26 años, difruta de sus vacaciones en las playas de Francia. Tan relajada está la artista, que ni siquiera se dio cuenta que estaba siendo fotografiada en momentos en que paseaba en un yate a través de las costas galas.

Más aún, los paparazzi captaron a la diva en bikini justo en el momento en que tanto la parte superior como inferior cedieron algunos centímetros.

Un incómodo acierto para la artista, pero un deleite para sus fanáticos.