La serie producida por HBO rompió récords de nominaciones y en las entregas del sábado y domingo arrasó con nueve estatuillas