Con información de Fahrenheit

Durante trece años, el artista ruso Pavel Puhov se ha dedicado a intervenir las calles de Moscú con imágenes ingeniosas y contestatarias. Pero muy poco se sabe acerca de él y su obra.

Recientemente, las búsquedas en Internet sobre grafiti y arte urbano están relacionadas con Pavel gracias a su última intervención y a las comparaciones con el controversial Banksy.

Al igual que el artista inglés, Puhov oculta su rostro. Su principal carta de identificación es su obra y la mayoría de sus piezas tocan temas de crítica y protesta social.

Sin embargo, aunque las semejanzas siempre existen y representan un punto de partida para la controversia, tres razones parecen insuficientes e injustas para calificarlo como "el Banksy ruso":  su identidad visual única y original le ha permitido convertirse en uno de los grafiteros con mayor presencia en la escena del arte urbano actual.

A través de su sitio oficial de Internet -escrito en ruso-, de puede saber que el artista nació en Moscú en 1983 y que estudió comunicación y diseño. Su formación en el grafiti es autodidacta y su proceso creativo se resume, de acuerdo con sus propias palabras, como: "primero pienso, luego veo y luego muestro lo que veo."

Una de las características más particulares en la mayoría de sus intervenciones es el diálogo que establece entre la pieza y el contexto, utilizando la infraestructura existente y creando una especie de simbiosis física y visual.

Su última obra fue realizada sobre la nieve, se trata de un armazón de lentes que es completado con el poste de un faro. Podrás identificarlo con su firma "183".

FOTOS: Cecilia Paredes hace del "body paint" una textura

FOTOS: Las tapas de alcantarilla más originales del mundo

FOTOS: Diez de las más icónicas fotos de la historia

VIDEO: Artista pinta con balón de basquet