FOTOS: Éstos son los protagonistas de The Amazing Spider-Man

FOTOS: Así luce Naomi Watts como la nueva Lady Di

FOTOS: Revelan más imágenes inéditas de The Hobbit

FOTOS: El mundo critica "The Amazing Spider-Man"

Por Óscar Uriel

Hace unos días charlaba con una compañera periodista sobre la cinta animada Brave (o Valiente), a estrenarse tan solo en unos días en México; ella la definió perfectamente: “Valiente es una gran película de los estudios Disney pero un trabajo menor de aquellas producidas por Pixar”. Valiente es una realización que permite a los responsables de la trilogía de Toy Story incursionar en el redituable mundo de las princesas que tanto rendimiento han dejado en las arcas de la casa Disney.

En tiempos en donde las populares heroínas se llaman Katniss y representan a osadas jovencitas que realizan las típicas acciones que caracterizan a los héroes en las cintas de divertimento, se nos presenta a una protagonista llamada Merida, una indómita jovencita perteneciente a la casa real de Escocia, sucesora del reino y, por lo tanto, acreedora de ciertos compromisos y tradiciones que competen a cualquier princesa.

Sin embargo, Merida prefiere correr por los bosques haciendo uso de su arco, es una joven independiente a quien le cuesta trabajo cumplir con los deberes que competen a una princesa. Finalmente ha llegado el día en el cual Merida tiene que casarse con el hijo heredero de uno de los jefes de los clanes adyacentes al reino. Su madre, Elinor (con la voz de la estupenda Emma Thompson en la versión original), es la más interesada en que se sucedan las nupcias, pero la rebelde hija se opone a continuar con las tradiciones que ha heredado.

Ésta es básicamente la trama de Valiente,  y es aquí donde radica el problema con la película, pues a pesar de contar con una realización impecable, finalmente la historia resulta demasiado simple, considerando que los productores son los mismos realizadores de filmes como Buscando a Nemo, trabajo que se ha destacado precisamente por la solidez de su libreto. La película tuvo problemas en el proceso de producción con creativos que fueron sustuídos a última hora y un trabajo de dirección y guion cuyo crédito es compartido por tres personas: Mark Andrews,  Brenda Chapman y Steve Purcell; el resultado de esta situación es evidente en la película.

Sigue leyendo en Cinema Móvil