Katy Perry sorprendió a todos en Twitter, luego de aceptar la idea de cantar junto a Taylor Swift, quien ha sido reconocida como su principal enemiga.