La popular cantante Lady Gaga dio a conocer a través de su Twitter una imagen con la portada de septiembre de la revista Vogue Japón, en la que viste un particular atuendo.

En la fotografía se aprecia a la artista de 24 años vistiendo un bikini hecho de carne cruda, con sus labios pintados de color rojo. Además aparece el titular: "Lady Gaga: the naked truth" ("Lady Gaga: la verdad desnuda").

La imagen ya ha causado revuelo entre los defensores de los animales. En concreto, la asociación PETA (Personas por el Trato Ético a los Animales, en su traducción al español) manifestó su malestar a través de su presidenta Ingrid Newkirk, quien comentó al diario New York Daily News que "el trabajo de Lady Gaga es hacer cosas estrafalarias y esto ciertamente califica como estrafalario, proque la carne es algo que quieres evitar poner dentro o encima de tu cuerpo".