La actriz Laura Zapata se alejó por un momento de los escenarios y del estrés de la Ciudad de México para acudir a la inauguración de la Fundación Andrade A.C. en Córdoba, Veracruz, donde fungió como madrina de lujo e hizo el respectivo corte de listón de la casa que fue donada para las labores altruistas.

Acompañada por el Presidente Arcadio Andrade, Laura señaló sentirse feliz por la invitación que le llegó gracias al titular de la Fundación. “Yo encantada de la vida porque a mí me gusta dar, yo creo que nadie da nada de lo que no tiene y si tú tienes tantas cosas, fama y la gente quiere ir a verte, si mañana alguien va a pagar un boleto, qué bueno que sirva ese dinero para algo”, mencionó a JDS.

Laura, que actualmente participa en la puesta “Celia, El Musical”, ofrecerá un concierto en el Auditorio de esta ciudad (el día de mañana) donde cantará con mariachi y todo lo recaudado será donado a la Fundación que ayuda a gente con obesidad, ofrece becas de titulación para estudiantes y dona sillas de ruedas.

Tras la inauguración, la famosa villa de las telenovelas, acudió a una comida que organizó Andrade en convivencia con mujeres aliadas a la Fundación, donde se dejó querer por cada una de ellas dejándoles un recuerdo con un buen sabor de boca.

“Me salí de la tele para venirlos a ver, me encanta el cariño de la gente, porque son los que te hacen o deshacen, si llegas a un lugar y cumples con sus expectativas de tomarte una foto o decirte algo es muy bonito”, mencionó Zapata.

“Por eso pasé a cada mesa para dejarles un recuerdo de uno y me decían: ‘estos días no tenemos siempre aquí en Córdoba’ entonces se agradece acercarse”, abundó.

También contó que su abuelita Eva Mange se encuentra mejor de salud, luego haberla internado hace una semana y se quedó en casa tranquila. “Cuando salí (de casa) mi abuelita me echó 80 veces la bendición, ‘que te vaya muy bien mijita’, se queda muy bien acompañada y cuidada, gracias a Dios”.

Por otra parte, habló sobre la salida de Aylín Mujica de Celia, El Musical donde salió a relucir una conversación en las redes sociales que la actriz habla mal de ella, además un mes antes ya había sido agredida en twitter por un fan de la cubana.

“Salió por problemas (de dinero) con los productores y alguien subió a las redes sociales una conversación de whatsApp donde ella habla pestes de mí, ella dice que le hackearon la cuenta, yo no sé de eso mucho, a mí nunca me la han hackeado”. Además de dejar claro que su relación con ella de trabajo terminó al salir de la puesta en escena.

También aclaró que los productores ya tenían preparada a otra persona para suplir a Aylín y cuando llegó al teatro estaba la actriz Gaby Carrillo, quien se queda con el papel principal recordando a la inolvidable Celia Cruz.