La Dieta Atkins permite bajar de peso en poco tiempo, hasta siete kilos en dos semanas, pero debe ser controlada por un médico para asegurar que los efectos colaterales de la misma no afecten la salud.

Así lo señala el libro “La nueva dieta de Atkins para tu nuevo ser”, en el que se detalla que la dieta del doctor Robert C. Atkins tiene tres fases: la de inducción, la de pérdida progresiva y la de mantenimiento, diferenciándose únicamente en la cantidad de hidratos que se ingieren.

La citada dieta, expone, comienza eliminando completamente los hidratos de carbono durante dos semanas.

Publicado bajo el sello de Grijalbo, el material incluye la opinión de médicos, nutriólogos e investigadores que aseguran que seguir la citada dieta no sólo es más fácil que nunca, sino que cada vez más investigadores han realizado experimentos recientes para entender mejor el impacto que la restricción de carbohidratos tiene en la salud.

Agregan que durante los últimos años se han publicado más de 50 estudios básicos y aplicados que, además de validar la seguridad y efectividad de la Dieta de Atkins, también proporcionan nuevas percepciones sobre las maneras de optimizar el estilo de vida que propone.

Según ellos, el doctor Atkins fue pionero de la nutrición baja en carbohidratos.

En el prefacio del libro, el pediatra Eric H. Kossoff, del hospital estadounidense Johns Hopkins, asegura que en el libro el lector descubrirá como la ciencia ha transformado esa dieta, antes considerada una mera “moda”, en un tratamiento establecido, médicamente válido, seguro y efectivo.

Este libro también ofrece toda una variedad de nuevos consejos y percepciones sobre cómo practicar la Dieta de Atkins correctamente e incluye numerosas simplificaciones, lo cual ha hecho que personas de todo el mundo obtengan los beneficios de un estilo de vida bajo en carbohidratos con más facilidad que nunca, agrega Kossoff.

Comenta que hoy este tratamiento se usa y acepta en todo el mundo, ahora es raro que se le vea con escepticismo y casi todos los médicos reconocen la efectividad de la dieta cetógena.

Revela que mientras el doctor Atkins vivió, su enfoque alimentario fue objeto de escepticismo y la incredulidad de buena parte de la comunidad nutriológica.

“Yo tengo la esperanza personal de que la Dieta de Atkins llegue a convertirse en una herramienta aceptada para combatir la creciente endemia de la obesidad infantil”, asegura.

Es una de las dietas que más polémica ha suscitado hasta hoy. En estos días, llega a diversos países una revisión de la nueva dieta Atkins mucho más personalizada y realista que la anterior y en cuatro fases, fáciles de seguir y con menos restricciones de alimentos, a decir de otros expertos.

Promete perder siete kilos en dos semanas, pues al ser más baja en carbohidratos, acelera el metabolismo y evita el almacenamiento de grasas.

El doctor Atkins prevé la restricción de los hidratos, pero a cambio incluye en el menú un montón de alimentos ricos en nutrientes y proteínas.

Tras ocupar millones de titulares en todo el mundo por su conocida restricción de ciertos alimentos, la dieta Atkins tiene a su favor que asegura una pérdida de peso más rápida, moviliza las grasas y ayuda a controlar el hambre y el exceso de líquidos en el organismo.

Busca el equilibrio correcto y sano en cada comida para perder los kilos que te sobran además de mejorar tu salud a largo plazo.

La dieta es la propuesta revolucionaria que diseñó el doctor Robert Atkins hace más de tres décadas y que, gracias a su eficacia sigue siendo una de las dietas más seguidas por muchas personas.

Promete adelgazar rápidamente y sin pasar hambre a base de comer gran cantidad de proteínas y prescindir más de las comidas basadas en legumbres, verduras y sobre todo hidratos de carbono.

Antes de realizar la dieta Atkins es aconsejable acudir a un especialista que puede hacer un seguimiento personal para evitar que ésta pueda desembocar en problemas de salud.