¿Sabías que puedes tener tu computadora en el idioma de Elmer Gruñón o en el del chef sueco de los Muppets? Estos idiomas de caricatura son tan "reales" como el español, el inglés o el klingon (aquel que hablan en el planeta Vulcano).

Si deseas hacer la prueba y leer el contenido de internet como si estuvieras en el mundo de Warner Brothers, sólo tienes que cambiar tus preferencias en http://www.google.com.au/preferences?hl=es.

Ahí seleccionas el idioma Elmer Fudd (nombre del personaje en inglés) y listo. O, si lo prefieres, está el ¡bork, bork, bork! (un sueco peculiar que habla el chef de los Muppets) e incluso tienen habla pirata.

Dentro de la lista de posibilidades idiomátics también se enuentra el klingon, un idioma mucho más difundido entre los aficionados a la serie Star Trek.

Lo curioso, ahora, es que entre los casi 100 idiomas con que cuenta actualmente Google, aún no se encuentran lenguajes como el Eldar y el Sindarin que hablan en la Tierra Media descrita por J.R.R Tolkien, ni el Wooklee que puede escucharse en Star Wars.

No todo es broma


Recientemente la noticia de que Google inició la traducción de sus materiales en inglés al farsi (idioma que hablan más de 100 millones de personas) ha llegado a diarios de todo el mundo debido al contexto político.

Esto contrasta con el uso establecido desde hace tiempo del Elmer Fudd (idioma que sólo habla una persona que en realidad es una caricatura). Aunque cabe aclarar que el farsi también estará dentro de las opciones del traductor, mientras que el idioma del gruñón animado sólo aparece como opción para la interfaz (menús, botones y campos de búsqueda avanzada).

Pero sí te puedes divertir

Si quieres saber cómo se dice tu nombre en algunos de estos idiomas ficticios, sólo necesitas entrar a: http://arjierda.com/2009/03/09/saca-tu-nombre-en-diversos-idiomas-ficticios/

Pero si no te convence utilizar alguno de estos lenguajes, puedes crear tu propio idioma. Aquí te dejamos un manual que te explica cómo hacerlo: http://pedeefe.com.ar/como-crear-un-lenguaje/

Así no tendrás que seguir las normas de la Real Academia y, quién sabe, igual uno de estos días todos tendremos la oportunidad de escribir y leer como tú en Google.