Verónica Castro recordó con alegría al cantante Juan Gabriel con aquel memorable programa nocturno de variedades que conducía en 1988 “Mala Noche No” cuando el “Divo de Juárez” fue la estrella principal de una inolvidable velada que inició a las 11 de la noche y terminó a las 6:30 de la mañana.

“Qué bueno que me tocó a mí hacerlo, me tocó en suerte, gracias a Dios que me dio la oportunidad, pero hay muchas cosas más que ahora con este asunto que sucedió, yo creo es como un aprendizaje para todos nosotros, Ojalá que tomemos en cuenta que cualquiera nos pondremos ir”, mencionó a JDS luego de recibir una réplica de su mano izquierda en Galerías, Plaza de las Estrellas.

Visiblemente consternada por la muerte del ídolo del pueblo mexicano, dijo que ha sido un tema fuerte de asumir por la manera en que ocurrió.

“La verdad que ha sido difícil para todos los mexicanos, para ustedes reporteros, para actores, para cantantes, para el mundo de la música, pues si, yo creo que no va haber otro porque era el único Juan Gabriel”, dijo la también cantante vestida con un traje completo en color beige y sombrero negro.

Recordó que cada vez que se reunía con el intérprete de “Amor eterno” eran momentos mágicos.  “El programa no lo preparamos nunca (por ejemplo), de hecho cuando estábamos yo creo que a la mitad o por hay de las tres de la mañana nos dimos cuenta ¿y los mariachis?, que se van ¿y los músicos?, que se fueron, pues, ¿cuántas horas llevamos?, pues que tantas horas, ¿de dónde sacamos música?

“Se tuvieron que ir a brincar la barda de la compañía de discos porque no había nadie para sacar pistas, playback, cosas maravillosas que solamente pasan en un programa en vivo y solamente le pasaron a él y me pasaron a mí”, mencionó con lujo de detalle.

Esa noche también estuvo presente su mamá doña Socorro Castro y Juan Gabriel la invitaba a sus conciertos. “Sabía que era una fiel amante de él, de sus canciones, admiradora al mil por ciento, entonces mi hermana y ella siempre gritando, echándole porras en sus presentaciones y todo en la casa”.

También mencionó que su hijo Cristian se puso bien chillón por la muerte del Divo y no ha querido saber nada del espectáculo por ahora. “Pérate le digo, si lo único seguro que tenemos es que lo vamos a alcanzar”, contó la actriz del musical “Aplauso”.

Pidió a todos los imitadores de Alberto Aguilera, afamado mundialmente por su nombre de Juan Gabriel, lo imiten más que antes para no olvidarlo nunca.“Pido que salgan a imitarlo más, porque siguen recordado la imagen a él.

“Yo creo que afortunadamente Dios nos hizo diferentes, todo mundo tiene su lugar, nadie es ni mejor, ni peor, ni más grande, pero único solo él”, finalizó.