Aunque socialmente está mal visto que una persona no se bañe a diario, expertos en dermatología sugieren que someterse a una ducha todos los días resulta más nocivo que saludable.

De acuerdo a la doctora Casey Carlos, de la división de dermatología en la Universidad de California, esta actividad se torna peligrosa pues bañarse diario es como exfoliarse todos los días. 

“Cuando te bañas remueves el aceite que tu cuerpo genera y la piel se vuelve áspera; la capa córnea pierde las bacterias benignas que protegen al organismo de infecciones”, mencionó.

Pero ¿qué es la capa córnea? 

La capa córnea es "la piel de la piel”, la capa externa de la epidermis. Está compuesta de células muertas totalmente aplanadas, que forman láminas que fungen como un envoltorio final entre el organismo y el exterior. Es esencial para la protección de  agresiones.

Y ahora ¿cómo me aseo?

La sugerencia para estos casos es usar desodorantes corporales, jabón seco,  neutro o con compuestos vegetales. Además de evitar tallarse con esponjas.

Esto no significa que debas dejar de asearte; la clave está en moderarse.  De acuerdo a la doctora Elaine Larson, experta en enfermedades infecciosas en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Columbia, dos días son suficientes para mantenerse limpio.

A la hora del baño, enfócate en las axilas, trasero e ingle; las zonas con secreciones más olorosas. 

TE RECOMENDAMOS

Con donativos y café, buscan recursos para mantener el Foro Shakespeare

LO MÁS VISTO EN VIDEO