Según los científicos, las estrías son atrofias cutáneas en forma de líneas sinuosas de color blanquecino o amoratadas que, localizadas en el tejido conjuntivo, se observan por transparencia a través de la epidermis…

En lenguaje coloquial, son esas horribles rayas que te salen en el cuerpo cuando la piel se “rompe”…

Afecta principalmente a las mujeres embarazadas y a los jóvenes en crecimiento. Generalmente las encontramos son la parte abdominal, el busto, los glúteos y los muslos.

De acuerdo con los expertos, eliminarlas es posible sólo con laser, peeling químicos y la cirugía estética. Prevenirlas es más sencillo y aquí te damos algunos tips.

Mantén tu piel siempre humectada. Si necesitas mayor hidratación aplica aceite de almendras dulces.

Hidrátate. Toma mucha agua.

Haz ejercicio regularmente. Si eres mujer, mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel.

Masajea la piel. Los masajes circulares en las zonas antes mencionadas al aplicar la crema antiestrías estimulan la circulación. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.

Alimentación sana y equilibrada. Es muy importante tomar proteínas –carne y pescado- y alimentos ricos en vitamina A, E, C y en magnesio.

No fumes. El tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.

AGUSTÍN VELASCO/@agusrocko