Funcionarios del Poder Judicial de la Federación (PJF), revelaron que 70 personas enfrentan proceso penal en dos juzgados federales de Tamaulipas como presuntos responsables del secuestro de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

 

De los 70 supuestos delincuentes, dos (Raúl Cisneros García y José Natividad Elías Moreno) son juzgados también por el delito de desaparición forzada en agravio de Gildardo Lagunas Anacleto, Luis Alfredo Lagunas Modesto, Marlene Hernández Modesto y José Luis Cruz Peralta, familia que en agosto de 2014 partió del municipio de Chalco, Estado de México, a Guerrero para acudir al sepelio de un familiar.

 

La familia desapareció después de que fue detenida en un retén montado por la Policía Municipal de Iguala; los restos de las víctimas fueron hallados en una fosa clandestina en Pueblo Viejo.

 

Entre los acusados por el secuestro de los normalistas, que son juzgados también por delincuencia organizada, destacan el ex alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez y Gildardo López Astudillo, El Gil.

 

López Astudillo presuntamente dio la orden de levantar y asesinar a los estudiantes e incinerar sus cuerpos el 26 y 27 de septiembre de 2014, previa consulta con Sidronio Casarrubias Salgado, El Chino, líder absoluto del grupo criminal Guerreros Unidos.

 

De acuerdo con Mileno, en el caso de Sidronio, la Fiscalía Especial para el caso Iguala de la PGR se prepara para consignar un expediente, para acusarlo por el secuestro de los normalistas; actualmente, Casarrubias enfrenta dos procesos penales: por portación de armas de fuego y por delincuencia organizada.

 

Los funcionarios del PJF consultados señalaron que las causas penales iniciadas contra los principales personajes de Guerreros Unidos, que según la PGR son los responsables de secuestrar, asesinar e incinerar a los estudiantes, continúan sin ningún contratiempo.

 

Entre los procesados por secuestro, señalaron, está David Cruz Hernández, bombero de Protección Civil en Iguala, a quien apodan El Chino, cuya declaración fue trascendente para que la PGR llegara al tiradero de Cocula, donde se presume que los normalistas fueron quemados; Cruz es señalado también de participar en la muerte del estudiante Julio César Mondragón Fontes, de quien se dice fue desollado.

 

Los presuntos jefes de sicarios Patricio Reyes Landa, El Pato; Jonathan Osorio Cortez, El Jona; Agustín García Reyes, El Chereje; Miguel Ángel Landa Bahena, Duvalín, y Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo, también enfrentan juicio por secuestro y delincuencia organizada.

 

Las declaraciones que rindieron ante el agente del Ministerio Público federal coinciden en la forma en que los estudiantes fueron detenidos en Iguala, trasladados en patrullas municipales y carros particulares, interrogados y asesinados en el basurero municipal, donde después quemaron los cuerpos y los restos óseos y cenizas que quedaron los lanzaron al río San Juan.

TE RECOMENDAMOS

Graban persecución de ladrones en la Gustavo A. Madero

LO MÁS VISTO EN VIDEO