En el mes de abril el sexenio de Felipe Calderón registro mil 402 ejecuciones vinculadas al crimen organizado, 80 más que en agosto de 2010, hasta entonces el más sangriento, publicó Milenio.

Por su parte, el conteo de La Jornada suma mil 427, 23 más que el ejercicio de Milenio. Sin embargo, ambas estadísticas reflejan que la mayoría de las víctimas en abril fueron ubicadas en las fosas clandestinas halladas en San Fernando, Tamaulipas (182), y las 102 de Durango.

En Sinaloa fueron encontrados 13 cuerpos en tumbas clandestinas. El mismo número fue hallado en Nuevo León; mientras que en Sonora se encontraron nueve cadáveres, y en Chihuahua y Durango cuatro por entidad.

Según datos del diario Milenio, desde 2007 hasta 2011 se han descubierto 981 cuerpos en 209 fosas ilegales, de las cuales 80 por ciento se hallaron en ocho estados, pero como principal centro mortuorio fue Tamaulipas, con 259, Durango y Guerrero, con 128 cada uno.

Sólo en abril, fueron encontrados 331 cuerpos inhumados clandestinamente, un tercio del total de los cadáveres hallados en lo que va de la actual administración (981).

Por su parte, La Jornada publicó que los municipios más violentos por el número de ejecuciones son: Juárez y Gudalupe, Chihuahua; Acapulco, Guerrero; Culiacán, Sinaloa; Gómez Palacio, Durango; Bahía de Banderas, Nayarit, y Guadalajara y Zapopan, Jalisco.