Las fuerzas turcas lanzaron hoy ataques aéreos y de artillería contra posiciones de las Unidades de Protección Popular (YPG) -brazo armado del principal partido kurdo de Siria- en el norte del país, causando al menos 35 muertos y unos 70 heridos.

Por lo menos 20 personas murieron y 50 resultaron heridas en un ataque turco en la localidad de Jub al Kusa, en el norte de Siria, mientras otro bombardeo sobre una granja cerca a Al Amarna dejó 15 muertos y 20 lesionados, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Turquía también ha atacado este domingo posiciones de las YPG en Manbij, ciudad siria arrebatada hace un par de semanas al yihadista Estado Islámico (EI) por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), coalición rebelde de la que forman parte las milicias kurdas.

El OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas en Siria, indicó que estos ataques han permitido a los rebeldes sirios respaldados por Turquía recuperar los municipios de Al Amarna y Ayn al Bayda, de donde las FDS habrían tenido que retirarse.

Estos ataques forman parte de la operación “Escudo del Éufrates”, lanzada la semana pasada por Turquía para alejar de su frontera con Siria a las YPG, a las que vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado un grupo terrorista por Ankara.

Las fuerzas turcas lanzaron el miércoles pasado una incursión terrestre en Siria para abrir un “corredor” a los rebeldes que les permitiera tomar la ciudad de Jarablus, situada a 40 kilómetros de Manbij.

Según el OSDH, los bombardeos turcos se concentran en el sur de Jarablus, ex feudo del EI en la frontera sirio-turca y primera localidad en caer en manos de los rebeldes que apoya Ankara.

Jub al Kusa está ubicado a 14 kilómetros al sur de Jarablus y está controlado por combatientes locales apoyados por las fuerzas kurdas.

Turquía, que combate en su propio territorio a los insurgentes kurdos, envió el miércoles anterior soldados, tanques y otras fuerzas militares a Siria en apoyo de sus aliados rebeldes en el país, en torno a la ciudad fronteriza de Jarablus.

El gobierno turco ha declarado abiertamente que su objetivo en Siria es garantizar tanto que las fuerzas kurdas no se extiendan hacia su territorio como expulsar a EI de sus fortalezas.

TE RECOMENDAMOS

FARC anunciará este domingo cese al fuego definitivo​

LO MÁS VISTO EN VIDEO