El huracán "Alex" que entró a tierra en la costa norte del estado mexicano de Tamaulipas se debilitó esta madrugada a categoría uno, pero se espera que produzca intensas lluvias en el noreste de México y el sur de Texas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su reporte de la 01:00 horas locales (06:00 GMT) sobre la trayectoria del huracán, que entró siendo categoría dos a Tamaulipas, indicó que la velocidad de los vientos sostenidos bajaron a 140 kilómetros por hora, cuando habían alcanzado los 165 kilómetros por hora.

"Alex" es un huracán uno en la escala Saffir-Simpson, señaló el CNH en su informe y añadió que registrará un debilitamiento adicional mientras se mueva sobre tierra, además de que se espera que horas más tarde se convierta en una tormenta tropical antes de que se disipe el viernes.

La dependencia precisó que el ojo del huracán Alex se encontraba sobre la costa de Tamaulipas, 60 kilómetros al noroeste de la comunidad de La Pesca y 215 kilómetros al suroeste de Brownsville, Texas.
Los efectos de Alex se han sentido a lo largo de la costa sureste de Texas desde muy temprano este miércoles con lluvias continuas que han provocado ya inundaciones en algunas áreas.

Alertan a seis estados por huracán

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió una alerta preventiva en seis estados del país, desde Cabo Rojo, Veracruz, hasta el río Bravo, por los fuertes vientos y lluvias provocadas por la presencia del huracán Alex, que se desplaza hacia el oeste a 18 kilómetros por hora.

Alertó a las localidades costeras y ribereñas de Tamaulipas, así como a Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí y Zacatecas, además del norte de Veracruz, por las lluvias muy intensas que se esperan durante este jueves.

Por su índice de peligrosidad fuerte, el organismo recomendó a la población en general y a la navegación marítima de esas regiones atender los señalamientos que emita el Sistema Nacional de Protección Civil, por la lluvia intensa a torrencial, inundaciones y deslaves.

Así como por oleaje elevado de cuatro a cinco metros de altura y marea de tormenta de 1.5 a dos metros, efecto que genera una sobreelevación del nivel del mar y puede entrar varios kilómetros tierra adentro, y por la probabilidad de tornados en la región fronteriza de Tamaulipas.