El presidente Felipe Calderón Hinojosa puso en marcha el programa “CompuApoyo”, mediante el cual el gobierno federal ayudará a las familias con menores ingresos en el país a comprar una computadora y contratar el servicio de Internet.

El mandatario indicó que el objetivo del programa es llevar computadora y conectividad a más o menos a un millón 700 mil hogares en México, todos ellos con una percepción de menos de cinco salarios mínimos, lo que tendrá un impacto de tres usuarios por casa-habitación, que equivale a seis y medio millones de mexicanos.

Explicó que en primer lugar, el gobierno federal dará un apoyo directo, transferencia o subsidio de mil pesos para adquirir una computadora, cuyo valor podrá fluctuar desde el más bajo en el mercado hasta un límite de seis mil 500 pesos.

El Ejecutivo federal dio a conocer los detalles en la explanada Francisco I. Madero de Los Pinos, donde estuvo acompañado por los secretarios de Comunicaciones y Transportes (SCT), Dionisio Pérez-Jácome, y del Trabajo y Previsión Social (STPS), Rosalinda Vélez.

Calderón Hinojosa indicó que en segundo lugar se ofrecerá un crédito a través del Instituto del Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot), a una tasa preferencial anual de 12 por ciento.

Hizo notar que esa tasa preferencial es posible gracias a que el gobierno federal establece un Fondo de Garantía Inicial de poco más de 200 millones de pesos al Infonacot, para que pueda prestar en esas condiciones.

Sostuvo que el tercer componente del programa será apoyar con un paquete preferencial, que tendrá un costo mensual de 99 pesos en contratos anuales, para tener acceso a Internet, que también tiene algunas características técnicas.

Asimismo reconoció que hoy en México existe una brecha que divide a los mexicanos, “quizá es una brecha tan grave y tan preocupante como la que existía y todavía existe para muchos, entre las personas que saben leer y escribir de las que no saben leer ni escribir”.

“Esta brecha, la brecha del analfabetismo, es comparable con la brecha digital, que es la que se está abriendo y cada vez más grave, entre las mexicanas y los mexicanos que tienen una computadora y acceso a Internet”, insistió.

El gobernante abundó que por eso le da gusto que se pueda lanzar este programa de la SCT y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), centrado en cerrar la brecha digital, financiar y dar acceso a la tecnología de cientos de miles, quizá millones de familias.

Definió que CompuApoyo es una herramienta que permitirá dar a los jóvenes un instrumento fundamental para ampliar su horizonte de aprendizaje, y para que puedan desarrollarse en condiciones competitivas con otros jóvenes del mundo.

En forma adicional aseveró que es “apostar” por el espíritu libre y creativo de los jóvenes, a la sed de conocimiento sin frontera que sólo puede satisfacer la tecnología del siglo XXI y fortalecer a las familias que más lo necesitan para que no se queden marginadas.

Invitó a que no sea sólo el Infonacot, sino también los bancos los que se sumen para dar crédito con estas facilidades, así como a las empresas proveedoras de Internet y de telecomunicaciones, que “le entren a hacer más grande y más fuerte este programa”.