La Bóveda Global de Semillas de Svalbard, el "Arca de Noé" vegetal, superó el medio millón de muestras de cultivos alimentarios, para convertirse en el mayor depósito de este tipo en el mundo.

 La información difundida por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos señaló que el récord fue alcanzado gracias al envío en las últimas semanas de miles de muestras de distintos países.

Entre ellas figuran unas judías salvajes de Costa Rica, aparentemente resistentes al moho blanco que amenaza a este cultivo que alimenta a millones de personas en Centroamérica y Sudamérica, así como una amplia colección de las distintas especies de soja de Estados Unidos.

El proyecto, impulsado por el Gobierno noruego, el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos y el Banco Genético Nórdico, permite la creación de un depósito seguro de duplicados de semillas de cultivos alimentarios.

El centro de aseguramiento ayudará a la supervivencia de estos cultivos frente a fenómenos como el cambio climático y las catástrofes naturales.

La Bóveda se localiza en el archipiélago noruego de Svalbard en el Círculo Polar Ártico. En su apertura en 2008 se depositaron 268 mil semillas, de una capacidad total de 4.5 millones de muestras.

Las semillas están almacenadas a -18 grados centígrado para preservarlas, y en caso de que la refrigeración falle una capa helada permanente actuaría como refrigerante natural.

Las muestras sólo podrán ser extraídas del almacén en caso de extinción de la variedad y si los donantes, como propietarios de las semillas, así lo piden.