La Arquidiócesis Primada de México negó que haya convocado a una marcha contra los matrimonios igualitarios, aunque manifestó que apoya a quienes marchan a favor del matrimonio y la familia natural. De esta forma, aclaró que ni la Arquidiócesis de México, ni su arzobispo el cardenal Norberto Rivera Carrera, convocan ni organizan la marcha del 24 de septiembre, pero reconoce el derecho y la libertad que tienen los fieles laicos de manifestar sus principios y convicciones.

A través de un comunicado, la Arquidiócesis dijo que "las marchas y manifestaciones a realizarse, no son convocadas, ni organizadas por los obispos, solo reciben su apoyo moral, no pretenden ser una protesta contra propuestas legislativas, mucho menos contra las instituciones, las autoridades o grupos de personas determinadas". Sin embargo, la Arquidiócesis con sus ocho Vicarías Episcopales y sus parroquias "no se involucraran de manera directa en la animación de estas marchas, dejando a cada parroquia y a los fieles laicos en libertad de participar voluntariamente".

Refirió que desde el primer comunicado de la Conferencia Episcopal, no se dijo que las marchas tenían la finalidad de protestar contra la iniciativa de los así llamados “matrimonios igualitarios”, sino más bien tienen la intención propositiva de manifestarse a favor del matrimonio y la familia natural.

Mientras que el segundo comunicado de la Conferencia Episcopal del 25 de agosto, desmiente a quienes han afirmado que se trata de manifestaciones de protesta contra propuestas legislativas, o peor todavía que son manifestaciones de desafío a la autoridad o que incitan al odio y la homofobia. Ese mismo comunicado afirma que las marchas deben ser una muestra ejemplar de respeto a las instituciones, y a toda persona en su dignidad y sus legítimos derechos.

TE RECOMENDAMOS

Localizan en México un túnel inconcluso que cruza la frontera hacia Arizona

LO MÁS VISTO EN VIDEO