Autoridades policiales estatales reportaron que en las últimas horas se registraron bloqueos, balaceras y ataques a comandancias en dos municipios del estado que dejaron un presunto delincuente muerto y un hombre plagiado.

Desde antes de la medianoche, enfrentamientos a balazos y bloqueos se registraron particularmente sobre la avenida Juárez que entronca con la carretera a Reynosa, al oriente del área metropolitana.

Información preliminar señala que todo derivó de un enfrentamiento de fuerzas federales contra presuntos delincuentes en el municipio de Juárez, a la altura del cruce de las carreteras a Reynosa y San Roque.

En el sitio, un sujeto no identificado, de unos 25 años, fue abatido por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, al bloquear con un camión urbano la citada avenida, a la altura de la calle Josefa Ortiz de Domínguez, aledaño al Palacio Federal.

LO PLAGIAN EN EL HOSPITAL

Derivado de estos bloqueos a vialidades y balaceras, un empleado de una compañía cervecera resultó con un impacto en la espalda, por lo que fue trasladado para su atención a la Cruz Verde de Guadalupe.

Sin embargo, un grupo armado irrumpió en las instalaciones de la corporación de auxilio y se llevó al herido ante la vista de médicos, pacientes y familiares, sin que se tengan rastros de su paradero.

Otros bloqueos por la avenida Juárez se registraron en los cruces con Coahuila, López Mateos y Tolteca, además de otros en Eloy Cavazos y Coahuila, Pablo Livas y México, así como en Miguel Alemán y López Mateos, aunque sin mayores consecuencias.

ATACAN DELEGACIÓN DE LA POLICÍA EN GUADALUPE

Posteriormente, alrededor de las 6:40 horas de hoy, sicarios a bordo de al menos tres vehículos dispararon armas de grueso calibre y lanzaron una granada a la delegación norte de la policía de Guadalupe, con daños a infraestructura y dos patrullas.

El ataque perpetrado sobre la avenida Guadalajara Cruz con Helechos, en la colonia Lomas de San Miguel, generó respuesta de 15 policías que se encontraban en ese momento, aunque los agresores lograron huir con rumbo desconocido.

Militares, así como policías estatales y municipales acordonaron el perímetro de la comandancia, mientras que la circulación por la avenida Guadalajara se cerró al tráfico vehicular.