Un nuevo atentado con coche bomba contra una comisaria en la ciudad de Cizre, en el sureste de Turquía, dejó un saldo de al menos once policías muertos y más de 70 heridos, reportó la agencia estatal de noticias Anadolu.

El ataque se produjo a las 6:40 hora local (03:40 GMT) cuando un camión bomba -atribuido al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)- estalló en un puesto de control a unos 50 metros de la entrada del edificio de la policía antidisturbios.

La explosión causó además heridas a unas 78 personas, cuatro de las cuales se encuentran en estado crítico, señaló el ministro de Salud, Recep Akdag.

Fuentes oficiales indicaron que el objetivo del atentado fue un puesto de control situado a unos 50 metros de un cuartel de la policía antidisturbios en Cizre, en la provincia de Sirnak, fronteriza con Irak y Siria.

Las fuerzas de seguridad lanzaron una operación en busca de los autores del ataque.

El Consejo Supremo de Radio y Televisión de Turquía prohibió todas las transmisiones sobre el atentado en el interés de la seguridad pública y de la investigación policial en curso.

Desde que quedó rota la tregua entre el PKK y el gobierno turco en julio de 2015, más de 600 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en ataques del PKK, mientras que más de siete mil rebeldes kurdos han muerto en operaciones de las fuerzas de seguridad, incluidos bombardeos en el norte de Irak.

TE RECOMENDAMOS: 

Explosión en centro deportivo de Bélgica deja un muerto

61% de estadounidenses rechaza construir un muro entre México y EU