ROMA. El número oficial provisional de muertos por el terremoto que asoló el miércoles el centro de Italia asciende a 281, según el último recuento anunciado por la Protección Civil italiana.

La nueva actualización eleva en tres el número de fallecidos con relación a las cifras oficiales provisionales anteriores, después de los últimos rescates de cadáveres en las poblaciones afectadas.

Según las cifras oficiales aún no definitivas ha aumentado el numero de víctimas mortales en la localidad de Amatrice, que ahora queda establecido en 221.

En Arquata del Tronto se mantiene la cifra de 49 víctimas mortales y en Accumoli murieron 11 personas, según la Protección Civil italiana.

El terremoto, de 6 grados en la escala abierta de Richter que afectó sobre todo a poblaciones de los Apeninos centrales de las regiones de Umbria, Lacio y Las Marcas, causó heridas a 388 personas.

 
La portavoz de la Protección Civil, Immacolata Postiglione,  informó además de que las personas que han dormido en los campos instalados en varios puntos de la zona afectada han sido 2.100, respecto a los 1.200 de la pasada noche, ya que muchos ha decidido pasar la noche en las tiendas y en los gimnasios en vez de en los coches o a la intemperie.
 
La Protección Civil ha instalado varios campos y ha dispuesto gimnasios y otros centros con un total de 3.500 camas para las personas que se hayan quedado sin hogar tras el terremoto que devastó la zona a las 3.36 horas (1.36 GMT) del 24 de agosto.
 
Los evacuados han vuelto a pasar una noche difícil ya que se han producido 57 nuevos seísmos y el más fuerte de magnitud 4.9 en la escala Richter se advirtió a las 6:28 horas locales (4:28 GMT) y duró más de un minuto.
 
Este temblor causó nuevos derrumbes, pero ningún daño a los equipos de rescate que siguen trabajando en la búsqueda de personas bajo los escombros.
 
Los equipos de rescate han continuado toda la noche buscando personas bajo los escombros tanto en Amatrice como en Pescara del Tronto, las localidades donde aún se cree hay desaparecidos.
 
Durante la noche han sido encontrados algunos cadáveres, en concreto los de dos personas en el Hotel Roma de Amatrice, donde se sabía que podían atrapados, así como el cuerpo de la tercera monja fallecida del convento de esta localidad turística de la provincia de Rieti.