Con la extracción de dos cadáveres de entre las ruinas de edificios destruidos en la localidad de Amatrice aumentaron hoy a 292 las víctimas del terremoto que afectó el centro de Italia el pasado 24 de agosto, informó el Servicio de Protección Civil.

La responsable de la Dirección de Comando y Control de ese cuerpo en la ciudad de Rieti, Immacolata Postiglione, precisó a los medios que hasta este martes el balance era de 231 muertos en el pueblo de Amatrice, 11 en el de Accumoli y 50 en Arquata.

Los evacuados de sus hogares y residentes en tiendas de campaña sumaban dos mil 900 personas, mientras que Protección Civil prefirió no dar cifras sobre el número de desaparecidos, aunque las autoridades de Amatrice dijeron que eran al menos 10.

En tanto, la fiscalía de la ciudad de Rieti dispuso la intervención de la escuela Capranica, en Amatrice, y de varios edificios en Accumoli y en toda la zona más afectada por el sismo de 6.2 grados Richter.

CONTENIDO RELACIONADO:

Terremoto en Italia: Las 10 fotos más devastadoras de la tragedia

Inhabitables la mitad de los edificios de Italia luego de terremoto

La escuela, parcialmente derrumbada, había sido reestructurada en 2012 sin que aparentemente se obedeciera el reglamento antisísmico e incluso había sido indicada por la Protección Civil como lugar de concentración de personas en caso de emergencia.

Una investigación paralela fue abierta por la fiscalía de la vecina ciudad de Ascoli Piceno sobre derrumbes y daños a edificios en los pueblos de Pescara del Tronto y Arquata.

Igualmente los magistrados indagan sobre las construcciones y reestructuraciones de varios edificios en la localidad de Amandola, donde resultaron dañados el hospital -evacuado la madrugada del sismo- y otros inmuebles públicos y privados.

En tanto, para la tarde de este martes están previstos los funerales de al menos 37 de las víctimas en Amatrice, luego de que sus familiares protestaron por la intención de celebrar las exequias en Rieti, la capital provincial.

Tras las protestas el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ordenó que la ceremonia tuviera lugar en Amatrice, a donde son esperadas las máximas autoridades nacionales, que declararon una jornada de luto nacional.

EN VIDEO:

Amatrice recupera un poco de calma cinco días después del terremoto