El franco-marroquí Salah Abdeslam, el único miembro con vida del comando que perpetró los atentados de París del 13 de noviembre de 2015 y presunto responsable de la logística de los ataques rechazó hoy responder al juez que investiga el caso.

Salah Abdeslam “ejerció su derecho al silencio” ante el juez declaró a la prensa su abogado francés, Franck Berton.

“Tenemos la esperanza de que se exprese ante los jueces pero hoy no” añadió uno de los dos abogados de Abdeslam, cuyo testimonio podría aclarar detalles de los atentados perpetrados contra una sala de conciertos, restaurantes y el Estadio de Francia en los que fallecieron 130 personas.

En medio de una fuerte expectación mediática, por segunda vez desde que fue extraditado a Francia en abril, Abdeslam compareció ante jueces franceses en dependencias policiales del centro de la capital francesa.

TE RECOMENDAMOS:

Religiones deben condenar actos de violencia y terrorismo: Papa

Ejercito sirio niega haber lanzado ataque con gas cloro en Alepo

El pasado 20 de mayo Abdeslam compareció ya ante un juez pero se acogió también a su derecho a no declarar.

El franco-marroquí fue detenido a principios de año en Bruselas, Bélgica, luego de varios meses de huida. Posteriormente fue extraditado en una operación policial mantenida en secreto desde un reclusorio de Bélgica a Francia el pasado 27 de abril.

Desde entonces se encuentra encarcelado en régimen de aislamiento en la prisión de Fleury-Mérogis, afueras de París, en una celda vigilada 24 horas por cámaras de seguridad.

Está considerado como el responsable de la logística de los atentados del 13 de noviembre contra la sala de conciertos del Bataclan, varios restaurantes y el Estadio de Francia de París.

En los atentados, reivindicados por el Estado Islámico (EI), fallecieron 130 personas y 413 resultaron heridas.

EN VIDEO:

Los atentados terroristas más letales realizados por hombres-bomba en los últimos dos años