Luego de que el gobierno del estado aceptó la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) respecto al caso Tanhuato, el procurador general de justicia del estado, Martín Godoy Castro, reconoció deficiencias en aspectos periciales así como en el tratamiento de los cuerpos.

Señaló que por falta de gavetas de refrigeración y camas para prácticas de necropsia en el área de Servicios Periciales muchos de los cuerpos levantados en el Rancho El Sol fueron colocados en el piso.

“En el Semefo tenemos 12 refrigeradores, pero en el momento en que ocurren los hechos teníamos 8 cuerpos en refrigeradores así que sólo había cuatro gavetas desocupadas y cuatro camas para necropsia y al llegar los 40 cuerpos, los compañeros colocaron los cuerpos en el piso y esa es una observación muy tajante que nos hacen”, explicó.

En entrevista, señaló que otro de los puntos que contempla la recomendación hecha por la CNDH es la falta de material, ya que al momento de marcar la evidencia en el rancho donde ocurrieron los hechos, al personal de Servicios Periciales se les acabaron los indicadores y utilizaron unos hechizos de papel.

Sin embargo, el funcionario mostró la mejor disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de atender estas observaciones y mencionó que sólo está en espera de que la recomendación les sea turnada.

“Estaremos muy atentos a dar cumplimiento a todo lo que nos corresponde como procuraduría”, aseguró.

Como se recordará, el pasado miércoles el gobierno del estado aceptó la recomendación hecha sobre los hechos registrados en el municipio de Tanhuato en mayo del 2015, hechos que dejaron un total de 40 civiles muertos.

TE RECOMENDAMOS

CNTE protesta frente a San Lázaro

LO MÁS VISTO EN VIDEO