El gobierno de Tamaulipas informó el domingo de un enfrentamiento ocurrido en Ciudad Victoria entre civiles y elementos de la Policía Federal, que dejó un agente herido, ningún detenido y una camioneta blindada asegurada.

De acuerdo con información de la prensa nacional, la balacera se inició frente al centro comercial Plaza Campestre, frente a la Casa de Gobierno, lugar en el que el gobernador del estado Egidio Torre Cantú realizaba una reunión con su gabinete.

Tras las fuertes detonaciones, el equipo de seguridad del mandatario y de seguridad pública estatal montaron un operativo para proteger a los funcionarios.

En el boletín informativo, la dependencia refirió que en el vehículo asegurado fueron encontradas varias armas, municiones y equipo táctico.

Según un comunicado distribuido por la noche, alrededor de las 17:05 horas se registró en Ciudad Victoria un enfrentamiento entre civiles y agentes federales, en las inmediaciones del fraccionamiento Villarreal, por la calle 16, desde donde inició una persecución.

Dicha persecución siguió hasta un centro comercial ubicado al norte de la ciudad, entre el bulevar López Mateos y el bulevar Tamaulipas, para tomar la salida a Monterrey.

Durante el trayecto se registraron impactos de bala en dos vehículos particulares estacionados y en bardas de algunas propiedades.

Según la información oficial del gobierno estatal, en los hechos resultó herido un elemento de la Policía Federal, que fue atendido en el Hospital General sin mayores consecuencias.

La persecución concluyó en la salida a Monterrey, a la altura del ejido Benito Juárez, lugar en el que fue asegurada una camioneta blindada abandonada por sus tripulantes "y en la que se transportaban armas largas y municiones, así como equipo táctico diverso, lo que hace presumir que se trataban de miembros de la delincuencia organizada".

Para realizar las investigaciones, elementos de Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Policía Federal acordonaron al área y efectuaron una revisión de los vehículos que transitaban por ese lugar; hasta el momento no hay ninguna persona detenida.

El gobierno del estado señaló que reforzó la seguridad en esta zona para proteger a la población.