Para marcar la ocasión, el licor -Mortlach Speyside de 70 años- fue catado por un selecto grupo de expertos en una ceremonia en el Castillo de Edimburgo (Escocia) , quienes alabaron sus múltiples matices fruto del largo proceso de maduración.

El extraordinario whisky escocés se comercializará bajo la marca Generations de la destilería Gordon and MacPhail, y sólo se pondrán a disposición del público 54 botellas de tamaño grande, con un precio de hasta de 15 mil dólares la botella.

Fue John Urquhart, abuelo de los actuales directores de la empresa, David y Michael Urquhart, quien el 15 de octubre de 1938 ordenó el almacenamiento del licor en una antigua barrica de Jerez hecha de roble español.

Más de 70 años después se ha dado la orden de vaciar el recipiente y embotellar su contenido para deleite de los amantes del "Scotch".

En la ceremonia en la capital escocesa, en la que se abrió una botella de Mortlach, David y Michael Urquhart aseguraron que el malta "es incomparable" , y aseguraron que habían anticipado el momento de su presentación en sociedad "literalmente durante generaciones".