Al rompecabezas del caso Paulette Gebara Farah le falta una pieza: Roberto Ayala, que a decir del procurador mexiquense Alberto Bazbaz, falta su declaración por su supuesta relación con Lizette Farah.

A través de su abogado defensor, Alfonso Madrigal, Ayala aseguró que no es entrenador ni el amante de la mamá de Paulette, publicó el diario La Razón.

Expuso que hubo una confusión con su nombre y el del verdadero instructor de la mujer, pues él no habita en el edificio de Huixquilucan, además es empleado de una comercializadora y no instructor.

En la víspera, Alberto Bazbaz dijo que sólo faltaba la declaración de Roberto Ayala, pero él comentó que las autoridades no le han llamado.

Comentó que en abril de 2009 conoció a Lizette Farah por la red social, pero su relación la calificó de “esporádica”, aunque se reunió con ella en dos ocasiones y el resto de las conversaciones fueron por cámara web o vía telefónica.

Por la computadora pudo ver, en ocasiones, a Paulette, quien acompañaba a su madre mientras conversaban vía internet.

Las dos ocasiones en las que tuvieron contacto fue en un Starbucks y la otra en la oficina de Roberto Ayala para hablar sobre la venta de tapetes.

Incluso, una vez conocido el extravío de la menor, Roberto Ayala llamó a casa y contestó el esposo de Lizette, Mauricio Gebara, a quien le ofreció su apoyo.

Van peritos a revisar cada centímetro del departamento

La directora de Vinculación de la PGJEM, Ana Celia Casaopriego Padrón, afirmó que los peritos “revisarán centímetro por centímetro” el departamento de la familia Gebara Farah, en la colonia Hacienda de las Palmas.

Según publicado en el diario El Universal, Casaopriego Padrón explicó que la dependencia no ha dejado de trabajar en el domicilio en donde desapareció y fue hallado el cadáver de Paulette. Agregó que los peritajes no cesarán hasta que se concluya la investigación.

 Durante la jornada seis personas, con chalecos del “Instituto de Servicios Periciales”, estuvieron en el interior del hogar, custodiados por elementos de seguridad privada y estatal.