El terremoto de 7 grados de intensidad que azotó a Haití, destrozo la catedral de Puerto Principe, Nuestra Señora de la Asunción, una de las atracciones principales de la isla.

Pero al parecer siempre estuvo destinado al fracaso, porque por distintos motivos, su construcción demoró años y, en sus últimas décadas, se había deteriorado gravemente.

El proyecto para edificarla comenzó desde 1707, cuando un terremoto destruyó a la primera parroquia de Puerto Príncipe. El templo nuevo requirió más de 200 años para ser levantado, primero porque se debía pedir permiso para que pasara de parroquia a catedral, después por falta de fondos, porque la iglesia no tenía un terreno para edificarla...

Fue hasta 1906 cuando las cosas se encarrilaron y se levantó la fachada, de 13 metros de altura. El templo es de estilo gótico, muy parecido a su “madre”, la Catedral de Notre Dame, en París, con un gran rosetón sobre la puerta de entrada y al interior, las bóvedas con nervaduras y sus grandes vitrales de colores.