Rusia puede estar saliendo de una crisis económica, sin embargo, se acaban de instalar más de treinta dispensadores de caviar en las oficinas del gobernador de Moscú y los miembros del parlamento ruso.

Las máquinas, que parecen dispensadores de refresco, contienen latas y jarras de caviar rojo, obtenido del salmón y considerado de los más económicos, reportó el Daily Telegraph.

Las latas y jarras, que están llenas de diferentes cantidades de la lujosa hueva de pescados, cuestan entre siete y treinta dólares cada una.