WASHINGTON. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció este viernes el inicio de la fase de implementación del mecanismo de seguimiento especial a la medida cautelar otorgada en relación con los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa.

El establecimiento de un mecanismo especial de seguimiento fue decidido por la CIDH el 29 de julio de 2016 mediante una resolución que establece que su objetivo es dar seguimiento a las recomendaciones formuladas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en sus dos informes.

Según indica la comisión en un comunicado, este vienes concluyó sus conversaciones sobre la financiación de dicho mecanismo con el Estado mexicano.

"El trabajo realizado por el GIEI fue fundamental y es de la más alta importancia para la CIDH asegurar el cumplimiento de las recomendaciones realizadas en los dos informes que emitieron", dijo el presidente de la CIDH, James Cavallaro.

"En este sentido, estamos satisfechos con el acuerdo alcanzado con el gobierno mexicano a los efectos de pasar a la etapa de implementación del mecanismo", añadió.

En el marco del mismo, la CIDH nombrará como mínimo a dos asesores técnicos especiales de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión para realizar labores de recopilación de información y documentación sobre el caso.

Asimismo, en coordinación con el Estado, los asesores técnicos podrán realizar visitas a México con la frecuencia y por el tiempo que resulte necesario para su labor, agrega la nota.

Según lo establecido en la resolución de la Comisión, estos asesores tendrán acceso pleno a la información necesaria en los expedientes y otras fuentes de información del caso, de acuerdo con la normatividad mexicana vigente y los estándares internacionales aplicables.

"Cuando la CIDH otorgó la medida cautelar el 3 de octubre de 2014, solicitó al Estado mexicano que adoptara las medidas necesarias para determinar la situación y el paradero de los 43 estudiantes identificados como desaparecidos, con el propósito de proteger sus derechos a la vida y a la integridad personal, entre otras solicitudes", explicó el relator de la CIDH para México, Enrique Gil Botero.

"Este objetivo continúa incumplido, y la Comisión ha urgido al Estado reiteradamente a redoblar esfuerzos a fin de determinar su paradero. El presente mecanismo constituye en estos momentos la herramienta idónea para que la CIDH pueda dar seguimiento a este y otros aspectos de la medida cautelar vigente", agregó.

Dentro del mecanismo se prevé que se realicen visitas a México por parte del Relator de País u otros comisionados designados por la CIDH, en coordinación con el Estado.