Según datos oficiales del gobierno mexicano, en lo que va de este 2010 más de tres mil personas han sido ejecutadas, lo que deriva en 31 muertos al día o un asesinado por hora, publicó el diario Excélsior.

El documento Panorama Nacional de la Violencia arrojó que 60 por ciento de los decesos relacionados con la delincuencia organizada se enfocan en Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, Durango y Tamaulipas.

Se registraron 176 tiroteos entre bandas criminales organizadas o entre sicarios y fuerzas del orden o castrenses, destacando Tamaulipas, Nuevo León, Durango, Chihuahua, Sinaloa, Guerrero y Morelos.

Además, 176 levantones se han llevado a cabo en los primer trimestre del 2010 y los cuatro días de abril, siendo los municipios de Reynosa, Tampico, Río Bravo, Nuevo Laredo, Matamoros y Ciudad Mier, en Tamaulipas, donde más se cometen.

El documento que concentra cifras de la PGR, Sedena, Semar, SSP y las procuradurías estatales anunció que hubo un aumento del 51.31 por ciento en el número de ejecuciones con respecto al mismo periodo de 2009.

El total de ejecuciones en lo que va de este sexenio, que inició el 1 de diciembre de 2006, es de 19 mil 621.

Lo preocupante es que la nueva característica en los casos de muertes vinculadas con la actuación del crimen son las ejecuciones múltiples, entre ellas la matanza de 14 estudiantes en Chihuahua y los 10 en Durango. El otro factor es que aumentó el número de víctimas mutiladas o desmembradas.