Un comedor comunitario llamado “Gaby” fue clausurado por la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad de México debido a que las comidas eran vendidas a un precio superior al que marca el reglamento del programa.

El centro alimentario estaba ubicado en la calle 10, número 120, colonia Ignacio Zaragoza, en la delegación Venustiano Carranza, donde la administradora, Gabriela Araceli González, cobraba en 15 pesos la comida, cuando el reglamento marca 10.

El reglamento del Programa de Comedores Comunitarios señala a la letra que “el cobro, registro, control y administración de las cuotas de recuperación es de $10.00 (diez pesos 00/100 M. N.) por ración alimenticia”.

Para sustituir los servicios de este comedor, la Secretaría de Desarrollo Social abrió otro en la calle 5, número 94, colonia Ignacio Zaragoza, a cargo de de Sandra Luz Lomelí Cuatli, donde se ofrecerán comidas completas por un costo de 10 pesos.

La decisión de clausura se tomó luego de corroborar el cobro de más tras una denuncia telefónica; por ello se informó la situación del comedor a la Subdirectora de Promoción y Fomento para la Equidad, adscrita a la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social (Dgids), donde emitió el acuerdo en donde se ordenó que se formará el expediente y se iniciara el procedimiento.

De acuerdo a las Reglas de Operación del programa, “la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social podrá cancelar la operación del Comedor Comunitario que incurra” en la falta de “cobrar una cuota superior a lo establecido”, lo cual se determinó el pasado 6 de septiembre.