Gustavo Madero aplicó ayer en el Senado la famosa frase de: “cría cuervos y te sacarán los ojos”. El chihuahuense se dijo muy sorprendido por el desempeño del actual presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, quien, dice, le prometió la presidencia de la Cámara de Diputados y nada más no le cumplió. Es importante señalar que en muchos aspectos el joven queretano es hechura de Madero y se asegura que movió cielo, mar y tierra para que Anaya se convirtieran el mandamás del PAN, sin embargo ahora maestro y alumno están distanciados.

En el PAN, aseguran que el supuesto incumplimiento a Gustavo Madero no existe, pues, dicen, nunca hubo un acuerdo. Al interior del partido aseguran que se le olvida casualmente a Madero que tan no hubo acuerdo que es público que él no respaldo la decisión del CEN de que fuera Marko el Coordinador de los Diputados, por el contrario, afirman, trato de combatir esa decisión del PAN para nombrarlo en ese consejo, por supuesto sin lograrlo. 

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, avanzaba en algunos acuerdos con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación e incluso, nos aseguran, se exploraron escenarios en los que pudo haberse modificado el tema de las evaluaciones y de las sanciones administrativas, pero todo se canceló. En el priísmo nacional la postura es no modificar ni una línea de la reforma educativa y no ceder en nada con lo que llaman “chantajes” de la disidencia del magisterio por lo que Osorio Chong evalúa el cambio de discurso que no le ayudará a resolver el conflicto que tiene sin clases a miles de estudiantes en Oaxaca, Chiapas y Michoacán, entre otros.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación aceptó analizar la constitucionalidad o no de las letras pequeñas que quedaron en torno a la llamada Ley 3de3. Legisladores del PAN y PRD interpusieron un recurso ante la SCJN para echar atrás lo que la mayoría del PRI y PVEM aprobó en el Congreso para que las declaraciones patrimoniales, fiscal y de conflicto de interés sí se tengan que presentar pero no necesariamente hacer públicas. La Corte aceptó entrarle al tema que es nuevo para todos los niveles políticos y de gobierno del país.