Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, dio el banderazo a la conformación del Consejo Nacional, instancia interna que participará en la designación del candidato presidencial en 2018. Nos dicen que el gran reto de los grupos que no son afines al queretano es el de construir un Consejo equilibrado que permita que personajes como Margarita Zavala o el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, puedan competir en un “suelo parejo”, pues existe la preocupación de que se apruebe un Consejo a modo, que beneficie directamente al propio Anaya Cortés en su carrera por obtener la candidatura presidencial.

Andrés Manuel López Obrador cambió la estrategia de Morena en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Nos aseguran que sus 22 diputados tienen la encomienda de que siempre si participarán en las discusiones de las comisiones y en los debates internos, pues al ver que se podría conformar un bloque opositor conformado por el PRD, PRI y PAN no quieren ser mayoriteados o dejados a un lado del pastel y de la fotografía que desde sus propios cálculos les darán votos en 2018. Aunque son pocos y su representación parece no importarle a los partidos más grandes, Morena ha ganado representatividad fuerte en la Ciudad de México a tal grado de hacer pensar a los perredistas que pueden perder el bastión de votos que tienen en la capital del país en las próximas elecciones. 

Juan Manuel Portal, titular de la Auditoría Superior de la Federación, iniciará con la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción para el que se requerirán al menos mil 500 millones de pesos. El presupuesto estimado, según estudios de San Lázaro, se debe aplicar en los próximos tres años e incluye desde la nómina y las instalaciones hasta la capacitación y las construcciones de un tipo de tribunales que vayan de la mano con las auditorías e investigaciones en materia de corrupción. El SNA se sumará a compromisos presupuestales que ponen en aprietos al gobierno federal y a los Poderes de la Unión como fue la implementación del sistema de justicia penal y los juicios orales. Dinero no hay y sí muchos compromisos y pendientes. Lo que nadie duda es que debe ser una prioridad destinar dinero público a la ASF para arrancar con un sistema que hace muchos años se cocinaba en aras de lograr combatir con eficiencia la corrupción en México. 

Rodrigo Medina, ex gobernador de Nuevo León, ha librado en los juzgados varias imputaciones del equipo de abogados del mandatario actual, Jaime Rodríguez el Bronco. A pesar de que se abrieron decenas de investigaciones en contra de Medina y de funcionarios de su gabinete, el ex mandatario ha logrado librar muchos delitos incluyendo el de daños al erario. Ahora empieza a crecer la duda sobre si está mal la estrategia del Bronco para cumplir una promesa de campaña sobre hacer que Medina pague por el endeudamiento y por otra lista muy larga de sucesos que incluyeron favoritismo a empresarios, contratos irregulares, nepotismo y otros, o si a Medina le están echando la mano los jueces.