La cancillería de México confirmó hoy que fueron cuatro las personas muertas ayer en un accidente de autobús ocurrido ayer en Egipto , cerca del popular monasterio de Santa Catalina, y prometió "apoyo pleno, cercano y efectivo" a los supervivientes.

En una rueda de prensa en Ciudad de México, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), José Antonio Meade, dijo que entre los 31 accidentados 18 tuvieron que ser hospitalizados y entre ellos hay aún seis "delicados", pero cuyas vidas "no corren peligro".

"Este grupo estaba integrado por 21 mujeres y 10 hombres. Dieciocho de ellos ingresaron el día de ayer al Hospital Internacional de la ciudad de Sharm el Sheij", explicó el ministro Meade en un rueda de prensa a propósito de la visita al país del ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle.

El ministro lamentó que cuatro "fallecieron en el lugar del incidente", en la zona llamada Wadi Suad, en la península de Sinaí, y dijo que nueve más "fueron atendidos por heridas y contusiones" y se encuentran "en condiciones de viajar a México próximamente".

Además en el grupo hubo siete que "requirieron intervenciones quirúrgicas de distinta índole y deberán permanecer hospitalizados los siguientes dos o tres días", y cinco más que fueron dados de alta ayer.

"El Gobierno mexicano, a través de su embajada y de sus servicios consulares, ha contactado ya a todos los mexicanos que formaban parte de este grupo para ponerse a sus órdenes", agregó Meade.

Dijo también que las autoridades brindarán "apoyo pleno, cercano y efectivo" a los turistas, peregrinos que han estado en Tierra Santa y cuyo autobús volcó la tarde de ayer por causas aún sin determinar y quedó envuelto en llamas.

Meade detalló que "las repatriaciones, o el regreso a México, dependerá de la circunstancia específica y la voluntad de cada uno de ellos", y señaló que diplomáticos mexicanos se están afanando por asistirles.

"El equipo de la embajada está en consulta con las autoridades médicas. Está cercano a los mexicanos que sufrieron este accidente" y "evaluando su traslado, incluso si fuera necesario a un centro hospitalario de la ciudad de El Cairo", añadió Meade.

La cancillería dijo estar "en contacto permanente con los familiares de los afectados".

Además ya ha desplazado al país árabe con motivo del accidente a su nuevo embajador de México en Egipto , Jorge Álvarez, y a la exembajadora mexicana en ese país, Mari Carmen Oñate.

En la rueda de prensa el titular de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, expresó su solidaridad a México por el accidente y la hizo particularmente extensiva a los familiares de las víctimas del mismo.