Al finalizar el Sexto Período Extraordinario de Sesiones del Congreso del Estado de Nuevo León, los diputados dictaminaron 22 cuentas públicas, de las cuales, rechazaron 18  y aprobaron 4. 

El ambiente se dio tenso por más de 10 horas de negociaciones en donde algunas bancadas gritaron faull cuando el PRI y PAN en un principio decidieron aprobar cuentas polémicas como las del ISSSTELEON pero al final fueron sacadas adelante y rechazadas por unanimidad 

Los sexenios 2003 - 2009, 2009 - 2015 de Natividad González Paras y de Rodrigo Medina fueron de las más cuestionados, pero el municipio de Monterrey no se quedó atrás con las correspondientes a los ejercicios fiscales del 2013 y 2014. Las cuales también se rechazaron. 

Al hablar a favor de que se rechazarán las cuentas públicas  los diputados coincidieron en dejar a un lado los tintes partidistas, o afán revanchista, y dejaron en claro, que no les va a temblar la mano para castigar a los funcionarios que hagan mal uso de los recursos públicos. 

Marco Antonio González Valdez señaló que era necesario abatir el rezago legislativo. 

"El abatir este rezago era algo que se necesitaba para avanzar, ya marcamos una pauta nueva en cómo ver el tema de cuentas públicas".

En este sentido, Arturo Salinas, convocó a la población en general para que presionen a la Auditoria Superior del Estado.

"Los ciudadanos están esperando un castigo, están esperando que haya un resarcimiento al erario público del dinero que se desvió", expresó.

Los ex empleados de las administraciones estatales y municipales que hoy despachan desde el congreso se excusaron de participar en las votaciones de las cuentas publicas polémicas