El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) guardó un minuto de silencio y realizó un homenaje para recordar la trayectoria académica y laboral del ex consejero Alonso Lujambio, a cuyos familiares envió sus condolencias y solidaridad.

Durante la sesión extraordinaria de este miércoles, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, expresó el reconocimiento a la trayectoria de Lujambio como servidor público y a su valiosa contribución al fortalecimiento de la vida democrática del país.

El representante del PAN ante el IFE, Rogelio Carbajal, expuso a su vez que Lujambio desempeñó a cabalidad su labor como consejero electoral; recordó que fueron muchas las discusiones con él en el seno del Consejo General del IFE, pero más las coincidencias en la construcción de un mejor país.

Recordó que fue un secretario de Educación eficaz, pero su gran pasión fue siempre el parlamento, sueño que logró el 30 de agosto pasado, cuando rindió protesta como senador de la República.

Sara Castellanos, representante del Partido Verde Ecologista de México, dijo que México perdió un hombre valioso por su capacidad de análisis, y por su paso en el IFE tuvo la virtud de hacer amigos.

El consejero electoral, Lorenzo Córdova, dijo que conoció a Lujambio como académico y después en el IFE. “Fue un hombre de la transición y de la construcción de instituciones democráticas del país”.

Alfredo Figueroa, también consejero del IFE, envió un abrazo solidario a la familia de Alonso Lujambio y dijo que fue una gran pérdida para la vida pública del país.

Benito Nacif, consejero electoral, celebró que se recuerde a Alonso Lujambio en el Consejo General del IFE y destacó la entrega, inteligencia y talento de quien fuera consejero electoral, así como su entereza para lucha por su vida.

El consejero del IFE, Francisco Guerrero Aguirre, comentó que para “la familia del IFE” es un día doloroso y se pronunció por la realización de un homenaje especial para recordar a Alonso Lujambio. “A su familia, especialmente a su esposa e hijos, un abrazo fraterno”.

La consejera María Marván coincidió en que México perdió a un liberal, a un demócrata, a una persona íntegra, que nunca perdió el sentido del humor, incluso de reírse de sí mismo y de la vida.

Marco Baños, consejero electoral, dijo que quien fuera integrante de este instituto fue siempre un caballero, un hombre inteligente quien siempre aportó al fortalecimiento del instituto. “Recordaré con afecto al maestro Lujambio”.

Sergio García Ramírez lamentó que no tuvo el privilegio de coincidir con Lujambio en el IFE, “pero sí lo traté en otros espacios de la vida académica. Pondero su entereza y gallardía ante las situaciones adversas que enfrentó”.

Roberto Pérez de Alva Blanco, representante de Nueva Alianza, recordó la labor de Lujambio en la SEP y la relación que tuvo como dirigente del sindicato de maestros. “Aún en contra de visiones de su esfera de origen fue defensor de la educación pública en México, en gran parte que la educación media superior sea obligatoria, se debe a Alonso Lujambio”.

Macarita Elizondo, dijo que si bien sólo lo conoció a través de sus aportaciones académicas e institucionales, “quiero enviar mi saludo y abrazo a su esposa Tere, a la que no tengo el gusto de conocer. Vienen meses y años difíciles, sobre todo por el duelo que deja en sus hijos y esposa”, concluyó visiblemente consternada y con lágrimas en el rostro.

Juan Miguel Castro, de Movimiento Ciudadano, también valoró la labor de Lujambio como consejero del IFE y dijo que cumplió con su misión en esta institución electoral.