Corea del Sur condenó hoy el lanzamiento de tres misiles balísticos por parte de Corea del Norte y advirtió que tales provocaciones militares sólo se traducirán en más sanciones internacionales.

El Estado Mayor de Corea del Sur aseguró que Corea del Norte disparó esta mañana tres misiles balísticos desde la localidad de Hwaungju, en la provincia de Hwanghae del Norte (sur) hacia el Mar de Japón, en momentos en que se celebraba la cumbre del G-20 en China.

Uno de los tres misiles impactó dentro de la zona de identificación de defensa aérea de Japón, tras recorrer unos mil kilómetros antes de caer en el mar.

“El lanzamiento de los misiles norcoreanos es una violación flagrante de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, afirmó el Ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores a través de un comunicado difundido por la agencia de noticias de su país Yonhap.

Además el disparo de los misiles constituye un grave acto de provocación que muestra que el desarrollo nuclear y de misiles de Corea del Norte representa una amenaza real para los países vecinos y la comunidad internacional.

Los líderes del Grupo de los 20 (G-20), reunidos en la ciudad china de Hangzhou, también expresaron su preocupación por las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, agregó la cancillería surcoreana.

Tras el lanzamiento de los misiles, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, acordaron cooperar para frenar los ensayos norcoreanos, en el marco de un encuentro al margen de la cumbre del G-20.

Se trata del quinto lanzamiento de misiles que realiza Corea del Norte en menos de dos meses, tras los efectuados el 9 y 18 de julio, así como el 2 y 24 de agosto, éste último cuando disparó un misil desde un submarino.

La tensión en la región ha escalado desde que Corea del Norte realizó el 6 de enero pasado su cuarta prueba nuclear y la primera en la que utiliza una bomba de hidrógeno, seguida un mes después del lanzamiento de un cohete de largo alcance.

Corea del Norte, que se proclamó potencia nuclear en 2005, también ha realizado ensayos atómicos subterráneos en 2006, 2009 y 2013, violando cuatro resoluciones anteriores adoptadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Pyongyang argumenta que la presencia de miles de soldados estadunidenses en Corea del Sur y la política “hostil” de Washington, justifica su búsqueda de armas nucleares y misiles de largo alcance.

TE RECOMENDAMOS: 

La mayoría de los estadounidenses rechazan políticas de Trump: Obama