Corea del Norte se mantiene sin solicitar apoyo para remontar los daños que le han dejado las más severas inundaciones desde mediados del siglo pasado, informó hoy Corea del Sur.

Pero aún si llega a solicitarlo, es improbable que se le diera debido a la actual tensión por las pruebas nucleares que ha realizado, dijo Jeong Joon-hee, vocero del ministerio surcoreano de Unificación.

La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), calificó del más grande cataclismo desde 1945 las inundaciones que causó el tifón Lionrock en la provincia de North Hamgyong, lindante con China.

Las inundaciones se produjeron entre el 29 de agosto y el 2 de septiembre pasados, con daños a 29 mil 800 casas, incluida la destrucción total de 11 mil 600, así como 900 edificios públicos afectados total o parcialmente.

TE RECOMENDAMOS: 

Estado Islámico se atribuye ataque en Minnesota

De acuerdo a fuentes de Naciones Unidas, las personas muertas rebasan las 500, aunque el gobierno norcoreano solo ha confirmado el deceso de 138 y la desaparición de 400.

Marina Throne-Holst, de la oficina del Coordinador Residente de Naciones Unidas en Corea del Norte, añadió que unas 140 mil personas necesitan ayuda urgente, y de ellos 68 mil han debido abandonar sus hogares.

También colapsaron unos 60 puentes y 180 tramos de carreteras se encuentran con daños de diverso tipo, así como suspensiones por afectaciones en las vías férreas, señaló el portal NKnews.

Para la UNICEF, citada por el mismo sitio informativo, en distritos a las afueras de Hoeryong City, la escala del desastre va más allá de cualquier experiencia vivida con anterioridad.

Hasta el pasado fin de semana, Pyongyang solo había solicitado ayuda a Camboya, Indonesia, Irán, Laos, Malasia, Mongolia, Pakistán y Vietnam.

Por su parte el vocero surcoreano dijo que Corea del Norte debe primero rendir cuentas de su más reciente prueba nuclear y cómo fue que gastó dinero en ese ensayo mientras su pueblo sufría por las inundaciones.

Corea del Norte debe centrarse en la rehabilitación del modo de vida de su gente más que gastar dinero en su programa nuclear, añadió Jeong.

El pasado 9 de septiembre Corea del Norte realizó su quinto ensayo nuclear subterráneo y el segundo del año, el cual causó un sismo de 5.0 grados.

De acuerdo a los expertos se trató de una explosión equivalente a 10 kilotones de TNT, el más poderoso de Pyongyang hasta ahora, pues el del pasado enero tuvo una potencia de seis a nueve kilotones.

 

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV